Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

martes, 23 de mayo de 2017

HASTA QUE QUIERAS QUERERME

HASTA QUE QUIERAS QUERERME

Te puedo esperar en la eternidad, universal y palpitante,
de una estrella, sumido en la voracidad devastadora de las lágrimas
por surcar la piel con su salada caricia triste, como una muestra
de consuelo y piedad ante tanto vacío que dejas.
Te puedo aguardar en la luz macilenta y vacilante
de cada farola de cada calle solitaria
que aguarda iluminar el camino de tu pasos,
la ruta, firme y decidida, de cuerpo  hacia mi encuentro
buscándome en cada sombra, en cada átomo de luz
que aloja cada poro de la piel que habitas, del corazón
que cada vez menos escuchas, de carne
que ya no pronuncia mi nombre como antes…
Puedo  soportar el agónico tiempo
de una eternidad de trágico insomnio crónico
repitiendo con mi silencio tu nombre
al techo de cada cama que guarde mi espalda del suelo,
que arrope la angustia de mi desvelo,
este arrebato insolente de latidos comprimidos
en una prisión de huesos contra los que se estampan
como olas rompiendo en abismo de locura inconsolable,
en un delirio de amarte aunque estés prohibida,
aunque seas ese tabú para los caprichos de mi instinto…
Puedo persistir tanto en el sitio elegido
a la hora inesperada para asaltar tu mente
y colarme en un pensamiento cíclico
contra el que intentes combatir y te derrote…
Puedo aguantar tanto como desees,
hasta que quieras quererme.


Autor: José Sánchez Llamas.

DON SIN JUAN Y JUAN SIN DON

DON SIN JUAN Y JUAN SIN DON

Tal vez, sea un don sin Juan
el que me hace escribirte
sacarte de este folio en blanco
delineando tu figura en cada verso
con el trazo lento que me inspira la piel
a vestir tu cuerpo desnudo.
Tal vez, sea un Juan sin más don
que el de aprender a quererte
buscando aquella intensidad,
melódica y crónica, que haga estremecer
tu ser hasta pervertir cada pensamiento,
hasta alojarme en un mundo en que estemos a solas,
sin más palabras que las de una mirada,
sin más excusa que la de nuestra cómplice complicidad,
armoniosamente estética, física y voraz…
Tal vez, hoy sólo esté queriendo que me quieras,
que alimentes esa esperanza de que existes
para poder encontrarte.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 21 de mayo de 2017

PIÉRDETE EN MI PIEL

PIÉRDETE EN MI PIEL

Enrédate en mis brazos, piérdete en mi piel,
porque hoy te quiero dese la enajenación del ser
hasta la correduría de mi sangre
en ese galopar palpitante de tu locura por mis venas
como una silbante sombra serena,
sirena de mi lecho y portavoz de mi delirio…
A ti, precisamente a ti, te busco en la melodía,
sutil y vacilante, de los pliegues de mi cama
en esta atracción fatal hacia el desastre,
hacia ese instante del día en el que sin ti
me pierdo contigo en la fantasía de amarnos.


Autor: José Sánchez Llamas.

jueves, 18 de mayo de 2017

SALVAJES SIRENAS SEDIENTAS

 SALVAJES SIRENAS SEDIENTAS

Quisiera ser tus brazos firmes y decididos
a ejecutar cada fantasía,
aplacando tu lado más humano y carnal,
esa tendencia que me arroja al barro
y te arranca de mi costillar
para ser una parte complementariamente dócil
en manos de tu propio instinto.
Quisiera ser tus manos, caprichosas y calientes,
como un titiritero que mueve los hilos
de cada traviesa marioneta que te entretiene
y se deleita con el gozo apasionado de tu entrega
en ese éxtasis, personal y prohibido, del ser,
de la piel que arropa tu deseo,
de la voz de tus suspiros…
Quisiera ser  tus dedos, aventureros y rebeldes,
surcando los mares de tu ambición,
empapándose de ti, de esa propensión, innata y erógena,
que nutre tus anhelos como barcos sumidos en una tempestad,
que se enreda en tu tacto como salvajes sirenas sedientas
de ese mágico delirio, íntimo y personal,
que devoras y se alimenta de ti en cada gemido.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 15 de mayo de 2017

PÚBLICO ESCENARIO PRIVADO

PÚBLICO ESCENARIO PRIVADO

Como cada noche volveré a dormir tres horas
ebrio de melancólico insomnio romántico,
borracho de cicatrices que se abren
al recordarte y te sangran como nunca,
como un nuevo zarpazo de tu ausencia
a la cíclica cadencia nocturna de torturar
mi descanso para que, cada vez,
intente pensarte menos devorándome más
la voz de todos aquellos fantasmas
que velan tu hueco en mi cama.
Como cada falta más volveré a marcar
ese calendario cotidiano de la vida
con un nuevo silencio mientras intento
alejar aquellos demonios que pervierten mi rutina,
mientras escribo para olvidar las razones
por las que debo olvidarte,
mientras sigo desvelando madrugadas
tan cargadas de ti que me lanzan del lecho
a un oscuro teclado, y me convierte en una marioneta
de las confusas musas que no aprendieron
a dejar de recordarte.
En este sombrío escenario privado
te lanzo un mensaje público desde la isla
en la que naufragué con tu nombre,
desde el lugar en que sigo esperando
que otro capricho del destino
te haga volver y desterrarme
de toda y cada una de mis soledades.


Autor: José Sánchez Llamas.

miércoles, 10 de mayo de 2017

DULCE ESPINA

DULCE ESPINA

Dulce espina que atraviesa mi carne,
y provoca esa fuga anunciada de la sangre
que acude al encuentro de la piel
en una caricia, suave y lenta,
como la de dos amantes pacientes
que juegan a descubrirse
con la sensualidad de su tacto,
con esa cadencia de ritmo lento
y secuencia profunda de sentimiento mutuo.
Cada día tengo que enfrentarme
a esa punción tácita que interioriza tu ausencia,
como una pulsión agonizante
que cotidianamente va desangrando el alma
en una reunión de sentimientos encontrados.


Autor: José Sánchez Llamas.

MALDITA CORDURA DEMENTE

MALDITA CORDURA DEMENTE

Maldita cordura demente
que pervierte toda voluntad de olvidarte
como una utópica quimera
que devora la carne de mis huesos
clavando sus dientes en cada recuerdo tuyo,
torturando con su insolente rabia
toda la furia de sueños rebeldes.
Ahora, mis puños se entregan
al colérico acto de golpear la lluvia
que empapa esta piel triste,
y carente de la inocente conciencia
que se apiadaba de mi delirante forma de extrañarte,
de recordar aquellas lágrimas que firmaron tu adiós.
Como cada día de tormenta salgo a morir luchando
contra aquel llanto materializado
en la realidad estúpida de alguien que se niega,
ferozmente, a recordar aquella despedida.


Autor: José Sánchez Llamas.