Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

martes, 29 de noviembre de 2016

SINUOSA SIRENA SERENA

SINUOSA SIRENA SERENA

Esta noche, he vuelto a sentirte,
como una sinuosa sirena serena,
acechando mi insomnio, atrayendo mi cuerpo
hacia ti, en un inevitable delirio.
Siempre apareces cuando bajo mi guardia,
cuando los recuerdos traicionan mi memoria,
cuando tu voz es una abnegada canción de cuna
que se cuela entre mis sábanas y me aprisiona
con su abrazo desleal.
Siento como me arrastras al vacío abismo
de tu ausencia en la soledad de mi lecho,
en el mar exhausto de estrellas despobladas
de fantasía que buscan su oscuridad.
Así, fue esta noche, como todas las anteriores,
en las que derrotas a mi voluntad,
 y se me hace imposible resistir al tiempo,
 y la soledad del sueño,
cuando me vence el insomnio de tu nombre
y mis ganas de abrazarte para estar contigo.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 28 de noviembre de 2016

POETA OLVIDADO

POETA OLVIDADO

Sé, que para ti soy ese poeta olvidado
en mitad de una avenida de silencio,
dispersado por el humo de una ciudad
que construiste para exiliarme,
para alejarme de todo aquello
que te recuerda a mí...
pero continúo tatuado en tu piel,
en tus reprimidas ganas de sentirme
mientras me olvidas,
en ese latido que se pronuncia con mi voz
y te atormenta, mientas continúas luchando
para poder alejarte de mí y, sin embargo, yo,
sigo marcando cada letra de este poema
pensando en ti.


Autor: José Sánchez Llamas.

ROBANDO CALLES

ROBANDO CALLES

Tengo la intención de robar todas las calles
que marcamos a besos, de poner una parada
obligatoria del recuerdo en memoria de tu nombre,
pero tengo la intención de seguir amándote,
contigo o sin ti, en este universo loco de fantasía
donde los sentimientos arrollan cualquier instinto
y me hacen esperarte, aunque no vengas,
en nuestras calles, en la esencia
que derrochamos cuando se nos desbordaba
el pecho de latidos, y teníamos que suspirar
para continuar respirando, para continuar amando.


 Autor: José Sánchez Llamas.

sábado, 26 de noviembre de 2016

LLUVIA DE OTOÑO

LLUVIA DE OTOÑO

Esto no es una retirada, es un ataque encubierto
directo a ti, y supongo que ahora intentarás
lanzar tus contramedidas y abandonar esta lectura,
pero ambos sabemos que ya es tarde,
porque he llegado a sorprenderte
en esta emboscada donde nos encontramos,
de lleno, con aquello que llegamos a sentir y vivir,
estamos ante aquello de lo que pretendes huir y no puedes...
ten el valor de terminar esta carta, de afrontar tus miedos
y dudas, de escuchar la voz de lo que callas,
porque sabemos que es imposible escapar
de nosotros mismos, de nuestra voluntad.
Lo sé, porque escuchado mil veces la voz de mis lágrimas,
he aprendido que cuando llegas al mundo y eres un bebé
sólo tienes una máxima que cumplir que es la sobrevivir,
y mientras sucede ese proceso hay que superar
miedos, recomponerse del dolor y continuar luchando,
del mismo modo, como lo estoy haciendo, yo, ahora por ti.
Ahora, si has llegado a este punto de la lectura
estás demostrando que eres valiente,
que no abandonaste, ni te rendiste,
que quisiste escuchar las palabras de este romántico
famélico de ti, soy algo más que tácita bohemia melancólica
que busca el auxilio para captar tu atención,
y seguir enganchada a mí, en estas letras.
Supongo, que cuando termines llegará el momento
más complicado, el instante de la reflexión,
de pensar y pensar en todo esto,
en aquello contra lo que sientes y luchas,
pero ésta no será otra batalla más...
He conseguido, que pienses en mí, mientras me lees,
he prolongado esa estancia pasajera en tu mente,
habitando, inusualmente, un periodo más prolongado
de lo habitual y, ahora mismo, estoy en ti,
y aquí estaré el tiempo que desees,
ya sea en la duración de esta lectura,
o convertirme en un pensamiento cotidiano
mientras esperas la siguiente...
Hasta tuve que poner un título diferente,
para engañarte y que me leyeras,
pero agradezco tu valor,
al llegar hasta este punto del texto,
veo que aguantaste el monólogo de mi delirio,
y agradezco tu tiempo.
Quizás, algún día todo sea distinto,
y logres dar ese paso que tanto espero.



 Autor: José Sánchez Llamas.

viernes, 25 de noviembre de 2016

PROHIBIDAMENTE PERFECTA

PROHIBIDAMENTE PERFECTA

Mis labios saludan a tu boca con la voz seca
de un día de lluvia, y en mitad de nuestra tormenta
mis ganas de sentirte más irrumpen
con todo el clamor de mi instinto...
Mi insaciable musa, prohibidamente perfecta,
alojemos esta noche en nuestro lecho,
porque quiero pernoctar en ti,
descubrir el peligro erógeno de tu piel,
mercer tu cuerpo con el tacto de mis manos,
suspirar por ti mientras muero de deseo.
Mi insaciable musa de ojos claros
y sonrisa pícaramente voraz,
capaz de desgarrarme el alma
para dejarme sin recursos, ni palabras,
simplemente, prendado de ella...
Toda, tú, acaparas el universo de mi pecho,
la sensibilidad de mis caricias,
la fragilidad de mi alma cuando te busca en estos versos,
la memoria de mi tiempo al sentirte tan presentemente ausente,
porque todavía quiero continuar buscando esa rosa azul
que devuelva la paz a mi guerra.


Autor: José Sánchez Llamas.

NUESTRO OTOÑO

NUESTRO OTOÑO

He vuelto a ser yo en esta sabiduría de nuestro otoño
que revuelve el viento jugando
con tiempo que se marchita,
arrugando la piel que, tantas veces,
nos entregamos sedientos de primavera y febriles de verano,
dejando que toda aquella pasión nos devorase
hasta saciar sus infinitas ganas.
Tras esa locura de amarnos llegó a nuestras vidas
la maldita cordura de alejarnos, de permitir
que nuestros recuerdos cayesen al suelo,
y sólo podamos vernos mediante la brisa
que revolotea nuestra memoria y nos trae, de nuevo,
la voz de aquellos sentimientos que vemos
desde el balcón de nuestro presente.
No debemos dejar que siga la vida marchitándonos,
por lo menos, sentimentalmente,
porque sigo sediento de ti, hambriento de tu locura,
enfermo de tu calentura...
sobre todo, sigo aquí, con ganas de estar ahí,
en ese tiempo que se marchita,
en esos momentos que compartimos.


Autor: José Sánchez Llamas.


EL ECO DE TUS PASOS

EL ECO DE TUS PASOS

El eco de tus pasos, todavía, resuena en mi mente
como el rugido de una tempestad arrolladora
que va golpeando lentamente el recuerdo,
marcando el ritmo de una triste melodía
que silencia mi voz mientras te llama a gritos
para tenerte en el legado de mi memoria.
Quiero pensar que somos algo más
que una coincidencia de espacio y tiempo,
que somos algo más de aquello que fuimos
mientras nos desnudábamos el alma a besos.
Quiero pensar que te pienso para no olvidarte,
para seguir teniendo ese motivo por el seguir latiendo,
por el que seguir construyendo quimeras
en la que continúo amándote
como el primer día.


Autor: José Sánchez Llamas.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

EL PAISAJE DE ESTE PASAJE

EL PAISAJE DE ESTE PASAJE

Puede que este pasaje se olvide en el tiempo,
entre las ruinas de un montón de palabras,
furtivamente fugitivas, que volaron de mi voz
al verso, y del verso a tu cuerpo, insinuándote
mi sinuosa forma de mantenerte viva
en otro pensamiento desarrollado
que te busca y te encuentra, siempre,
fascinantemente fantástica, porque
continúas conquistando mi voluntad
con tu ausencia.
Tal vez, olvidemos este paisaje recóndito del mundo
en el que, ahora, coincidimos por separado,
en el que siempre llego para esperarte,
da igual la hora y la fecha, porque mis palabras
siguen ancladas en tu deseo, tatuando
el silencio con mi nombre, clamando
pasión a tu locura y la mía, para hacerla nuestra,
y en mitad de este adagio de invisibles caricias
tu ojos son capaces de sentirme...
Sin palabras quedamos mudos, el uno frente al otro,
separados por este folio en el que marco los días
que mi instinto te extraña, porque, tú, eres la paz
de mi memoria, el paisaje de este pasaje
que el tiempo borrará cuando tu pecho deje de sentir
lo que calla a gritos.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

PROMETEO

PROMETEO

El dolor es un amargo trabajo de campo practico
donde comienzan a sentirse las huellas de un anhelo,
y lanzas un grito directo al corazón de nadie
como una saeta perdida en mitad del cielo
buscando su objetivo, siempre errado.
Entonces, quedas sumido en ese proceso involutivo
de amar como el primer día, sin más remedio
que el abrazo desconocido de un abismo,
familiarmente cotidiano, que mece el calor de tus heridas
con tiempo para abstraer cada pensamiento,
para retener el vuelo de la última mariposa
que yace en tus entrañas...
Apartado del mundo buscas el consuelo
delirante de una fantasía para continuar sintiendo
la vida corriendo por tus venas, para seguir
luchando por sobrevivir a tanta ausencia,
y silenciar el tácito eco de las horas, y los días
que te devoran cada noche para revivirte,
a la mañana siguiente, como si de un Prometeo
se tratase...
Ése, fue el mayor de los pecados que te entregó
mi conciencia más devota...
Te entregué mi fuego, y ahora duermo sobre
las cenizas que desgarran mi mente con cada
recuerdo tuyo.


Autor: José Sánchez Llamas.



viernes, 18 de noviembre de 2016

BASTA DE ARTIFICIOS

BASTA DE ARTIFICIOS

Puedes esconderte del mundo sepultad@
por el sonido de tu propio réquiem,
portando la máscara de tu tribu urbana,
maldiciendo la frustración del mundo
por no comprenderte cuando, sin embargo,
eres, tú, quién no comprende la gran mentira del mundo,
ni te das cuenta de lo equivocado de tu elección
al intentar ser otra persona que, en realidad,
no eres tú...
Intentas representar un papel equivocado,
en una obra equivocadamente propia como es tu vida,
y te pasas una eternidad encontrando tu sitio
en el mundo, cuando tu lugar debes construirlo
siendo tú... basta ya, de artificios sin fundamento.
Sal a calle con el coraje de ser tú, sin imitar a nadie.


Autor: José Sánchez Llamas.



miércoles, 16 de noviembre de 2016

DESDE EL BRAMIDO DE LA TORMENTA

DESDE EL BRAMIDO DE LA TORMENTA

Éste no es otro poema de amor cualquiera,
es algo más que un Romeo hablando de su Julieta,
pero no quisiera hacer de esto otra balada triste
de un Tristán buscando a su Isolda,
porque a lo largo del tiempo, la literatura
nos ha dado ejemplos de cómo debemos amarnos,
pero, tú y yo, inventamos nuestras propias reglas,
hicimos más personal y propio verdadero significado
de esa palabra que tanto miedo tenemos a repetir,
y que nuestros labios silencian sepultando su voz
con los escombros que deja el tiempo.
Desde sus ruinas te escribo, apelando a tus recuerdos
de aquello que solíamos ser cuando estábamos juntos,
pero no le pongamos nombre a la causa de una casualidad
que nos encontramos en mitad del pecho,
y que cuando todos callan repite tu nombre
como una señal de auxilio desde el bramido de la tormenta.


Autor: José Sánchez Llamas.

ESTRIBILLO PEGADIZO

ESTRIBILLO PEGADIZO

Tuve una corazonada al verte, la primera vez
que detuviste mi tiempo dejando
que mis ojos tomasen el completo
control de mi cuerpo, calvando mis pies
en aquella calle, y aquel instante
en el surgiste de la multitud,
para convertirte en esa imagen diferente
que captó mi atención.
Aquel día, fuiste ese estribillo pegadizo
del que se suelen olvidar sus estrofas
para alojarse en mi cabeza, y repetirte
una vez tras otra...


Autor: José Sánchez Llamas.

HOY, NO ES DE ESOS DÍAS...

HOY, NO ES DE ESO DÍAS...

No sé qué escribir hoy, sólo puedo
intentar asimilar el variado grupo de ideas inconexas
que se alojan en mi cabeza, sin más certeza
que su irreal voz soñadora.
Puedo hablar del dolor, la desilusión y frustración,
pero, hoy, no es de esos días...
Tal vez, pueda hablar del amor sangrante de herida
abierta y pasión alborotadamente loca y voraz,
pero, hoy, no es de esos días...
Quizás, pueda construir un universo cargado
de mundos recónditos en los que alojar a
quien lea esto, pero, hoy, no es de esos días...
Me gustaría escribir, más de lo que lo hago,
intentar plasmar la frecuencia con que las musas
vierten su tácito hilo de voz en mis oídos,
pero, hoy, no es de esos días...
No quiero dejarte a medias, confundid@
en una ilusión que termine naufragando,
causando una gran decepción y manchando
la imagen que has llegado a construir de mí,
pero, hoy, no es de esos días...


Autor: José Sánchez Llamas.

martes, 15 de noviembre de 2016

MARIONETAS DE UN VERSO

MARIONETAS DE UN VERSO

Mis palabras son la marioneta de un verso libre
representando una real función de fantasía
que buscan la atención de tu mirada, a toda costa,
creando mundos de historias perversas
capaces de desatar tu imaginación,
y soñar sintiéndote la protagonista de mi voz.
Ahora, mis letras están sumidas en la ruta de tu piel,
conquistando batallas, desafiando la castidad reprimida
de tu lujuria, ahuyentando fantasmas del pasado,
hipnotizando la voluntad de tu cuerpo
para que el tiempo que dure esta lectura
seas mía, y sigas, aquí, atrapada
en este impasse de tiempo en el que nos abrazamos
con los ojos, y nos devoramos con los labios.
Vorazmente, intento ser locuaz para atraparte
en el mundo que construí para ti,
para la utopía de tus sueños, y la libertad
de todas tu barreras cotidianas.
Ahora mismo, estamos siendo, tú y yo,
realidad frente a invención, unidos
por esta locura de encontrarnos, a solas,
y ser por un momento aquello que, en realidad,
SOMOS.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 14 de noviembre de 2016

A TI, PRECISAMENTE, A TI

A TI, PRECISAMENTE, A TI

A ti, precisamente, a ti...
te elijo como lectora habitual
de mis confesadas confidencias, como compañera
de un breve rato de lectura.
Espero que no te haya sonado mal, aquello de que sea, yo,
quién te elija a ti, y no tú quien me escojas a mí, pero
lo cierto es que en muchas ocasiones he escrito
para intentar que se desvanezca aquello que, tanto,
te atormenta...
No sé, si logro alejar tus miedos, pero por lo menos
lo intento, y en este preciso momento, estoy pensando en ti,
en la forma de aliviar este rato en el que nos encontramos,
en el que, yo, elijo el modo y la pauta a seguir y, tú,
decides si te quedas o no, pero creo que terminarás
quedándote como siempre...
intentando averiguar el modo en el que voy a intentar
sorprenderte, aunque no lo consiga en la mayoría de las veces,
pero lo cierto es que ya comenzamos a conocernos, a través
de estos encuentros furtivamente fortuitos.
Supongo que estamos teniendo una cita,
pero ésta no es otra cita como las anteriores...
Hoy, sólo quiero que sepas que yo, también, pienso en ti,
y me intento poner en tu lugar cada día,
para agradecerte y valorar más tus instantes de ocio y,
dentro de ese ocio, el tiempo que me dedicas.
Quiero que sepas que, en realidad,
ME IMPORTAS Y VALORO TU COMPAÑÍA,
sin ella, yo, no soy nada, ni podría dedicarme
a intentar buscar un modo agradable
y confortante, para que te sientas bien
el tiempo que decides dedicarme.
GRACIAS POR DEJARME SER
LO QUE SOY CONTIGO.


Autor. José Sánchez Llamas.

domingo, 13 de noviembre de 2016

TÚ, ERES LA DESTINTARIA DE ESTA CARTA

TÚ, ERES LA DESTINTARIA DE ESTA CARTA

Me duele tener que decirte mediante estas letras
lo mucho que te extraño... tal vez, suavicé demasiado
el término al expresarme y decirte que "te extraño"
cuando la realidad, tú y yo, sabemos que es otra,
pero no quería ahuyentarte al inicio.
Tal vez, ahora si pueda decir, en el segundo párrafo,
con libertad, todo lo que siento por ti,
tras haber guardado el rigor expresivo en el primer párrafo,
y comportarme como un caballero, pero ahora mismo,
la caballerosidad no me importa nada si no puedo tenerla contigo,
aunque, ya, hayas pervertido la compostura de mis modales,
y la mesura de mis labios al decirte la verdad de lo que
siempre me has hecho sentir.
Lo cierto es que todavía TE AMO... sí, lo puse en mayúsculas
para que no quedasen dudas visuales de la manifestación
sentimental que argumenta y acompaña toda esta carta.
Creo que no lo pude decir más alto o más claro,
a la hora de hablar de la certeza cotidiana de mis latidos,
porque tu piel manifiesta su ausencia en mi piel,
te deseo tanto que el recuerdo de tu nombre
libera la voracidad de mi instinto animal, y me lleva
a seguir el rastro que deja tu ausencia,
deteniéndome en cada recuerdo, para saborear
ese tiempo que tuvimos.
Siento no encontrar otro modo de hacerte llegar
este mensaje desesperado, que te escribo
acompañado por tu silencio... es cuanto me queda,
porque al marcharte, te lo llevaste todo menos tu silencio,
y he aprendido este tiempo a convivir con él,
aunque me sigue costando traducir su mudo lenguaje,
en ocasiones, pero lo cierto es que no puedo
soñar otra noche más sin ti, no logro adaptarme
a este vacío en el que danzan las horas celebrando
los resultados de su tortura sobre mi cuerpo,
pero les doy batalla aferrado a un cuaderno,
sobre el que escribir ideas que logren
llegar y conectar con esa parte de ti
que todavía me recuerda a gritos
que tus labios silencian.
Sé que no me has olvidado, aunque te hayas alejado,
porque el hecho de que ahora mismo me estás leyendo
demuestra que la parte de ti, de la que te hablé antes,
sigue viva y continúa latiendo, sintiendo y reconociéndose
en esta carta apasionada de alguien que todavía
se considera lo suficientemente romántico
como para seguir esperándote.


Autor: José Sánchez Llamas.