Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

lunes, 9 de mayo de 2016

PÁNICO TRAUMÁTICO

PÁNICO TRAUMÁTICO

El miedo se aferró a mis piernas
clavando mis pies al suelo
como los cimientos de un pánico traumático
que iba ascendiendo lenta y dolorosamente por mi ser,
como una tenebrosa caricia desconocida y tétrica
que invadía mi cuerpo estremeciendo mi alma
hasta acorralarla en su última frontera de vida,
esa delgada línea que la separa de mi piel
y la hace sentir por mí todo aquello que nos sucede.
Estaba solo ante la peor de mis pesadillas,
sin escondite alguno para alejar mi rostro
de aquella terrorífica visión
que se aproximaba hacia mí con paso firme y decidido.
Aquella procesión de difuntos venía a cobrarse
el pago por haber malgastado mi tiempo ,
por haber derrochado mi vida sin darle ningún sentido,
y más allá del arrepentimiento encontrado
en este instante supe que no era suficiente
para expiar mi pena y saciar su sed
de nueva y eterna compañía.
Entonces me acordé de Dios y la fe que había perdido
para implorar en vano otra oportunidad
mientras la muerte afilaba su guadaña contemplándome
fijamente, pues era una presa fácil.
Volví a suplicar por aquello que no había sabido apreciar
durante todo este tiempo hasta desgastar mi voz,
y entonces sólo quedó silencio ante un veredicto claro.
Cerré los ojos esperando un final y un comienzo...
Ahora sería uno más en aquella procesión penitente
de corazones ausentes que olvidaron
el clamor de su último latido suplicando piedad.
Cuando la calma de mi última reflexión
se desvaneció abrí los ojos empapado
en un sudor tan frio como el de mi última visión.
Pero, jamás supe si desperté y todo aquello
había sido una advertencia del destino,
o en realidad la muerte se había cobrado
su precio y estaba viviendo un sueño
mientras acompañaba a otros cuerpos
desfilando para cobrar otras vidas.


Autor: José Sánchez Llamas.

1 comentario:

  1. El miedo se aferró a mis piernas
    calvando mis pies al suelo
    como los cimientos de un pánico traumático
    que iba ascendiendo lenta y dolorosamente por mi ser

    ResponderEliminar