Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

lunes, 29 de junio de 2015

LOS AMANTES CIEGOS

LOS AMANTES CIEGOS

Cuando todo se queda a oscuras
y se ilumina el firmamento,
somos dos ciegos más que bailan al son de la noche
con el ritmo lento de cada caricia intensa,
intuimos el siguiente paso que marca nuestra piel
y su deseo que ser recorrida
por otra piel suavizándose con aquel leve contacto
que la aparta del viento y la brisa
para proteger con ese manto humano
el refugio de su anhelo.
En ese delirante éxtasis me atrevo a besarte,
sin más palabras ni testigos que nuestro secreto,
con el arrojo que me inspira tu ser
en el inmortal encuentro de los amantes ciegos
que cierran sus ojos al compás de cada caricia y beso
para sentirse el uno al otro.


Autor: José Sánchez Llamas.

MARIONETA DE PIEL Y CIELO

MARIONETA DE PIEL Y CIELO

Se me escapó la cometa de tu cuerpo
mientras mis dedos acariciaban tu pelo
con la fantasía inocente de mi niñez perdida,
y dejé que volaras y jugaras con el viento
mientras te alejaba, más y más, de mí.
Aquel, se convirtió en el adiós
de mi marioneta de piel y cielo,
con la que compartía travesuras
y de la que huía siempre sujetándola
con el invisible hilo de un sentimiento.


Autor: José Sánchez Llamas.


domingo, 28 de junio de 2015

VIDA Y REFLEXIÓN

VIDA Y REFLEXIÓN

Creo que no somos conscientes de la velocidad del tiempo,
y sólo nos damos cuenta de su presencia
cuando llegan los recuerdos,
atropellando nuestra consciencia,
arrancándonos una sonrisa,
apuñalando el presente con el pasado...
Somos algo más que una pulsión,
tenemos otro fin que buscamos en la existencia
para dotar de sentido a algo que, tal vez, no lo tiene,
y perseguimos nuestro fin sacrificando el ocio
por la constancia,
y así, nos olvidamos de vivir mientras lo hacemos...
Dejamos de ser arquetipos del deleite y
pasamos a ser autómatas de nuestra meta,
siendo nuestro cuerpo ese mecanismo transitorio
que lleva a nuestra mente de un lado a otro
cuando el pensamiento amordaza a la conciencia
para que únicamente se escuche la voz del trabajo,
pero la vida es mucho más que un trabajo, que una meta,
que un fin...
la vida es tiempo...
la vida son segundos latentes
que robamos a nuestra muerte,
y ese tiempo es nuestro regalo
que no sabemos apreciar
hasta que no adoptamos
la experiencia de haber vivido
y haber derrochado momentos
malgastando nuestro tiempo
en causas absurdas.


Autor: José Sánchez Llamas.

miércoles, 24 de junio de 2015

AQUEL QUE SIEMPRE TE ESCUCHÓ

AQUEL QUE SIEMPRE TE ESCUCHÓ

Dejé que hablara su voz callada
y su mudo silencio contestó a mi mirada,
me hablo de cada uno de los canallas
que no la supieron cuidar,
que nunca la apreciaron lo suficiente,
que jamás la escucharon...
Me habló de cada batalla,
de cada derrota, de cada atropello y falta de respeto,
de cada crimen siempre con la misma víctima,
de cada beso que nunca dio,
de cada apoyo a quien no se lo merecía
que siempre ofreció...
Su tácita quietud me hablo de las veces
en las miraba al infinito buscando una salida,
una respuesta que nunca tuvo,
una voz amiga en la que poder confiar.
Dejé que hablara su voz callada
y su mudo silencio contestó a mi mirada
y me habló de ella.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 22 de junio de 2015

TE AMÉ EN EL ARTE EFÍMERO DE CADA BESO

TE AMÉ EN EL ARTE EFÍMERO DE CADA BESO

Nuestros labios atraparon la esencia
fugaz, repetitiva e incansable
que se desprendía de muestras bocas,
y arropaba su desnuda manifestación
con una dosis de saliva que bañaba
nuestras lenguas
y las unía mientras danzaban
con la única música de aquella pasión.
Te amé en el arte efímero de cada beso,
y juntos fuimos poesía y verso,
locura ciega de dos amantes que se expresan
sin más palabras que su silencio,
sin más silencio que su deseo.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 15 de junio de 2015

BUSCÁNDOTE EN CADA CHARQUITO DE CIELO

BUSCÁNDOTE EN CADA CHARQUITO DE CIELO

Surqué un charquito de cielo visitando cada nube,
dejando en mi vuelo una invisible estela de locura
siempre tras el comienzo de una nueva aventura
en la que te buscaba en aquel horizonte tan finito,
y mis alas se cosieron a estas ganas de verte
sonriéndome desde aquel celaje de luz macilenta y tenue.
Volé hasta rozar la altura de los sueños,
sin poder traspasar su inconsciente barrera de fantasía,
y pude ver reflejada mi quimera en aquel espejismo
de delirio ficticio.
En mi alucinación fui un cuerdo y en sueño un loco
que se batió en duelo contra lo que soy, lo que fui,
y lo que quiero ser...
venciendo el tú al mí...
y queriendo un contigo
por el que lucho reuniendo el valor
que le falta a mi días y le sobra a mis noches,
en las que te busco en cada charquito de cielo.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 14 de junio de 2015

SIGO ENGANCHADO A TI

SIGO ENGANCHADO A TI

Sigo enganchado a ti...
a este deseo macarra de tenerte,
a estas ganas de volver a verter mis caricias
sobre la copa de tu cuerpo y beberte lentamente
hasta embriagar mi sed de ti...
Quiero saborear hasta el último horizonte
conocido de tu piel,
atravesando cada frontera,
peleando en cada trinchera
donde se enfrenta tu resistencia sumisa
a mis ganas de dominarte.
Sigo enganchado a ti...
A este loco deseo de mis labios
de estrellarse en tu boca,
a esta travesura de mi lengua
que anhela acariciar la tuya.


Autor: José Sánchez Llamas.

LAS LÁGRIMAS DE UNA ROSA

LAS LÁGRIMAS DE UNA ROSA

Vistió la rosa sus pétalos de rocío
para verter sus lágrimas una mañana,
y sollozar por ella gotas de fría tristeza
que inundan su piel y la arropan con su pena,
meciendo esta melancolía bucólica de primavera.
Y la rosa lloró...
las lágrimas que nunca me atreví a derramar,
el lamento silencioso que tantas veces imploré
jurando al hombre que soy que nunca decaería...
y caí...
en aquel clamoroso abismo de sentimentalismo fracasado
que dejó tu ausencia inundando mi vida,
encallando recuerdos en cada arrecife
de locura transitoria en los que solía naufragar
y gritar tu nombre con la voz de un suspiro.
Todavía me maldigo por aquello...
Por necesitar tanto tiempo para asumirlo,
por torturarme tanto contigo,
por esperar algo que nunca llegó.
Por eso odio la primavera,
por su tiempo, y por sus rosas,
porque ellas se atrevieron a llorar
cuando yo no pude.


Autor: José Sánchez Llamas.

viernes, 12 de junio de 2015

FUGITIVOS DE LA INOCENCIA PERDIDA

FUGITIVOS DE LA INOCENCIA PERDIDA

Fugitivos de la inocencia perdida nos entregamos
al pecado capital más carnal y humano,
y en manos de nuestra lujuria olvidamos nuestra ropa
colgada del reloj en el que el tiempo guarda sus horas.
Atrapados en esta sinestesia de deseo
liberamos de su cautiverio nuestra fantasía
más recóndita, elaborada y precisa,
siendo dos marionetas que juegan descubrirse
en manos el uno del otro.
Y nos dejamos llevar...
Dejé que mi aliento fuese una caricia de arena caliente
sobre el desierto de tu espalda desnuda,
mientras mis dedos se deslizaban por tu cuerpo
como una puesta de sol en el horizonte.
Quise memorizarte, así,
temblorosa, receptiva y caliente...
Mis labios aterrizaron sobre tu boca
en un éxtasis de besos, saliva y locura,
mordiendo mis labios comprendí tu juego,
y jugamos...
Sin más prisa que más sumisa de las leyes
al recreo travieso de sentirnos en cada latido,
en cada respiración, gemido, suspiro y silencio,
en cada mirada, gesto, caricia y pausa.
Desnudos ante el mundo del otro contemplamos
la perfecta belleza natural que nos cubría,
y nos hacía tan irresistibles, vulnerables y frágiles
ante el instinto de nuestro voraz apetito.
Así, fuimos devorando cada uno de los sentidos
hasta saciar su sed, desgastando nuestro tacto
sobre nuestra piel de tanto frotarnos,
en un escurridizo y sudoroso deleite de nuestro ser.
Sin tregua a la imaginación volvimos a tachar de nuestra lista
la siguiente fantasía de una inagotable lista prohibida
que guardamos en el secreto de nuestro silencio
hasta quedar exhaustos de placer y gozo,
sin fuerzas para continuar, pero con las ganas de repetir
nuestro próximo encuentro.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 8 de junio de 2015

PIEL DE MACARRA

PIEL DE MACARRA

Intenté gastar cada uno de tus recuerdos
en cada una de mis lágrimas para olvidarte,
y al final comprendí que,
sólo soy un romántico más con piel de macarra
condenado a sentir como tu ausencia traspasa mis huesos
para gritar en mi interior con su silencio
lo mucho que me dueles, mientras resuena tu eco
como las campanas de este templo vacío
llamando a la última misa de este difunto vivo,
pidiendo clemencia por su alma desgastada
de tanto auto flagelarse buscando segundas oportunidades
que nunca llegaron...
que se perdieron entre la niebla de la estación
donde abandonó el último de los trenes posibles,
y este pasajero quedó huérfano de ilusiones,
lastrado en un andén y esperando su destino.



 Autor: José Sánchez Llamas.

miércoles, 3 de junio de 2015

BRINDIS SOLITARIO

BRINDIS SOLITARIO

Otra vez, me quedo a solas con tu ausencia
brindando con la vida,
y bebiendo otro trago más de dolor
que me ofrece el destino
en este íntimo baile de máscaras.
Volví a perder cuando entregué tanto
a cambio de nada...
en un golpe de dados
que me negó la suerte caprichosa,
en una ruleta rusa de la que guardo en mi cabeza
una bala con tu nombre,
en un acto kamikaze de sentimientos
que se entregaron a la causa de amarte,
pero finalmente...
Ni has querido estar,
ni lo estarás.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 1 de junio de 2015

SANGRA MI DOLOR

SANGRA MI DOLOR

Mis labios fueron testigos sonoros de tus besos mudos,
secretos confidentes de nuestro ciego encuentro
en el que nos dedicamos a reconocer el tacto sereno
de la piel ajena y las caricias sinceras de una pasión desbordada
por el deseo preso en nuestros cuerpos extraños.
Mi boca guarda fresca la cicatriz de tus últimos besos,
el dolor amargo de aquella despedida apresurada,
aquel adiós sin palabras que dijo tu mirada,
y en el viento sólo quedó silencio...
callaron las hojas y las aves mientras te lloraba mi tristeza
y en aquel mudo intento por hablarte...
Sólo pude callar...
Al día siguiente, volví a encontrarte y comprendí
que amarte es mi rosa y sus espinas tu rechazo,
sin embargo, no puedo evitar amarte en cada pétalo,
en cada aroma, en cada espina...
Aunque, a veces, sangre mi dolor.


Autor: José Sánchez Llamas.