Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

domingo, 26 de abril de 2015

EN MEDIO DE ESTA LLUVIA DE PALABRAS

EN MEDIO DE ESTA LLUVIA DE PALABRAS

A ti, que me lees entre silencios, susurros y murmullos...
A ti, que imaginas mi voz, mi acento, mi timbre,
mis silencios...
A ti, que imaginas mi rostro frente al tuyo,
con los ojos calvados en tu mirada,
tu mano sobre mi pecho,
sintiendo cada uno de mis latidos,
cada aullido callado del alma
ávido de ser escuchado,
de ser pronunciado por tus labios.
A ti, simplemente a ti...
que me sigues, que me animas,
que me emocionas dando la inspiración precisa
para construir estos versos que hoy lees
y dentro de un rato seguirás recordando,
seguirás imaginando,
seguirás sintiendo...
Con expresiva sapiencia del deseo
que carga la tinta apasionada
de nuestro romántico encuentro imaginario
te escribo a ti... y sólo a ti...
que me odias, que me quieres, que me extrañas...
que sientes mi presencia a pesar de mi gran ausencia,
resonando, aún, fresco el eco perdido de mi voz en tus oídos,
navegando entre tus pensamientos sin más faro ni rumbo
que el de tus caprichos.
A ti, que lleno tu tiempo de ocio con mis fantasías,
con mis infumables versos experimentales,
con mi falta de ritmo, con mi peores poemas...
Pero sé, que siempre esperas cosas como ésta,
un lugar en el que sentirte protagonista
de las letras de éste remitente
al que te cuesta tanto criticar y ser objetiva
cuando escribe mal y se lo merece con creces,
pero sin embargo encuentra silencio...
 A ti, que me lees entre silencios, susurros y murmullos...
A ti, que imaginas mi rostro frente al tuyo,
con los ojos calvados en tu mirada,
tu mano sobre mi pecho.
A ti, simplemente a ti...
Con expresiva sapiencia del deseo
que carga la tinta apasionada
de nuestro romántico encuentro imaginario
te escribo a ti... y sólo a ti...
que me esperas resguardada bajo tu paraguas
en medio de esta lluvia de palabras.


Autor: José Sánchez Llamas.

LA CONFIDENTE DE MIS CARICIAS

 LA CONFIDENTE DE MIS CARICIAS

Desgarré jirones de deseo
de tu suave piel con cada caricia
mientras se estremecían mis ganas
ansiosas de devorarte con la mirada,
dejando que mi tacto marcase la ruta
a recorrer sobre tu cuerpo
marcado por el lujurioso apetito ardiente.
Sedientos de insomnio nos olvidamos de la noche,
nos centramos en sentirnos....
en satisfacer la sed ansiosa de nuestros ocultos vicios
secretos más carnales...
Devoramos nuestro instinto como dos animales pasionales
en nuestro avaricioso empeño lascivo...
Continuamos nuestro juego de sombras que se funden
al unir sus cuerpos con el adhesivo caprichoso y prurito
de nuestra locura...
Desarmando nuestra voluntad para dejarnos llevar
con el ardor misterioso y tácito de nuestra respiración
 curiosa sobre la piel que recorre,
vistiendo su desnudez con nuestro aliento ávido
de hacerse notar entre los laberintos erógenos
de nuestros anhelos.
Te amé con locura entrega,
dejando que me poseyeran tus besos
sedientos de mis labios.
Me entregué como se entregan los sueños,
sin saber al inicio su desarrollo ni su final.
Durante ese instante fuiste mi sueño real,
la cómplice de mis ganas de amarte,
la dueña de mis fantasías,
la musa de mi deseo,
el instinto de mi pasión,
la confidente de mis caricias.


Autor: José Sánchez Llamas.

ASÍ, FUE PASANDO LA VIDA

ASÍ, FUE PASANDO LA VIDA

He querido quererte toda una vida
dejando que las esquirlas de tiempo
se aferrasen a mi piel
y fuesen envejeciendo este cuerpo
que tanto te desea...
He elegido esperarte
porque nunca tuve prisa,
porque siempre tuve claro
lo que sentían mis sentidos contigo.
He necesitado echarte de menos
para comprender hasta qué punto
soy capaz de de necesitarte.
Así, fueron pasando los meses con sus semanas,
los días con sus horas...
convirtiendo aquel juvenil error
que me hizo enamorarme
en esta senectud de espera sin prisa
que me hace seguir amándote....
Así, fue pasando la vida.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 19 de abril de 2015

LA NIÑA DE MIS BESOS

LA NIÑA DE MIS BESOS

Se fue la niña de mis besos
tras los pasos de otros labios
con los que soñaba acariciar su boca.
Se marchó dejando vacío
este corazón hueco en el que resuenan
los latidos como ecos de un amor perdido
que me recuerdan que ya no está.
Se alejó deprisa
por miedo a que su última sonrisa
destrozara, aún más, esta despedida
cargada de prisa.
Ahora, mis días la piensan,
mis tardes la extrañan,
noches la sueñan.


Auror: José Sánchez Llamas.

UNA GUERRA POR CONQUISTAR

UNA GUERRA POR CONQUISTAR

Todavía me sigo preguntando:
¿por qué amamos a la persona que nos hiere tanto?,
¿por qué amar duele tanto?...
Tal vez, el amor está relacionado
con esa dosis necesaria de dolor, angustia y deseo
que nos hace vibrar, que nos hace sentir,
que nos hace volar sin alas,
que nos hace vivir en nuestro cuento de hadas
en el que ella es una idealizada princesa
y su cariño es una guerra por conquistar.


Autor: José Sánchez Llamas.

SIEMPRE SERÁS DE OTRO

SIEMPRE SERÁS DE OTRO

Es duro saber que siempre serás de otro,
que jamás tu corazón
querrá pasear junto al mío,
que aunque te hable...
muchas veces me ignores
por escucharlo a él...
aunque juegue contigo,
aunque, a veces, te ignore,
aunque nunca te ame como yo te amo.


Autor: José Sánchez Llamas.

JURAMENTO, AMOR Y PASIONES

JURAMENTO, AMOR Y PASIONES

Juro que la amé hasta saciar toda sed de pasión
que su cuerpo me entregó en cada gesto.
Es cierto que moría angustiado
cuando mi vista no podía acariciar su piel con mi mirada
dejando que su cuerpo sintiera la caricia 
de mi tacto desde la distancia,
reservando mi más sentido abrazo
para estrecharla contra mi pecho
y sentir el aroma de los sueños hecho carne,
vibrar con su respiración deslizándose por mi cuello,
notar la suavidad de su pelo simplemente con rozarlo,
y no poder evitar suspirar...
dejar escapar esa voz de los sentimientos
que afloran al tenerla gritando al mundo
lo que soy cuando estoy con ella.
Juro que la amé hasta saciar toda sed de pasión
que su cuerpo me entregó en cada gesto.


Autor: José Sánchez Llamas.

KAMIKAZES GOTAS

KAMIKAZES GOTAS

Comienza a llover y observo
como se estrellan en el cristal
las kamikazes gotas de una tormenta
que tiempo atrás reposaban tranquilas
y un día soñaron con volar y volaron...
evaporándose...
dejando atrás su mundo conocido,
condensándose en el lecho de una nube,
concentrando todo su poder hasta caer,
convirtiéndolas en nómadas
que viajan por el mundo
derramando su renovada ilusión
por vivir en un sitio diferente.


Autor: José Sánchez Llamas.

AQUEL ADIÓS FUE TAJANTE

AQUEL ADIÓS FUE TAJANTE

Aquel adiós fue tajante,
dejando que el silencio devorara
el eco de sus últimas palabras,
descubriéndome que el amor no es más
que una tempestad de locura transitoria
que lo arrasa todo dejando tras de sí
su lluvioso baño de lágrimas
que derrama un corazón mudo
de tanto gritar lo que sentía.


Autor: José Sánchez Llamas.

CUANDO FINGIMOS SER EXTRAÑOS

CUANDO FINGIMOS SER EXTRAÑOS

Aquel recuerdo divagaba
entre las sombras de la tarde
que anunciaban la noche
como heraldos de su oscuridad,
se perdía en cada uno
de los instantes de mi pasado,
buscándote de habitación en habitación
con su poesía silenciosa y melancólica
que hacía suspirar a mis labios
y estremecía mi cuerpo
lamentándose por aquel error
juvenil de unos sentimientos
en plena adolescencia de mediana edad.
Así se fue la tarde, y aquellas sombras
lo cubrieron todo con su noche,
descolgando la luna y destapando la estrellas
de su manto de diario
que me hace evocarte en cada trémulo palpitar
de locura que despunta en la oscuridad de mi noche,
en el insomnio de mis sueños velados por tu imagen,
en el fantasma visible de la sombra que fui
deformada por los años,
en cada bofetada de realidad que me dan los días
cuando sin querer nos cruzamos
y fingimos ser extraños.


Autor: José Sánchez Llamas.

jueves, 16 de abril de 2015

ABANDONO DE LAS MUSAS

ABANDONO DE LAS MUSAS

Perdido en momentos de crisis creativa
en los que sólo existe silencio y eco
de una mente tan vacía y frustrada
en su burdo intento de construir sentimientos
se encuentra este fantoche sin hilos,
y cargado de reproches a unas musas
que se mudaron a otras mentes,
susurraron su silencio a otros oídos
que supieron escucharlas o no,
que supieron interpretarlas mejor o peor,
pero que siempre mantuvieron vivo
el arte de tocar un corazón
con la caricia expresiva de la palabra.
Así es este don maldito...
del que bebes hasta embriagar una sed inagotable
mientras fluye su magia incolora de sensibilidad sublime.
Ése es el mismo don que tanto odias, extrañas y maldices
cuando quieres escribir una simple palabra
y sólo tienes delante de ti el vacío infinito
de un folio en blanco...
Al que no le puedes mentir, con el que no te puedes sincerar,
con el que eres incapaz de expresar tus miedos, tus amores,
tus fantasías, tus anhelos...
un folio con el que eres incapaz de construir una historia,
y mucho menos, de dibujar esa caricia del alma
a la que únicamente se puede llegar mediante la palabra.
Hoy, es de esos días en los que intenté decir algo,
y simplemente no dije nada.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 12 de abril de 2015

LAS PALABRAS SIEMPRE HAN ESTADO AHÍ

LAS PALABRAS SIEMPRE HAN ESTADO AHÍ

Las palabras siempre estuvieron ahí,
pero la música las ayudó a salir
de su cueva de silencio
rescatando una inspiración perdida
por el sedentarismo de la rutina.
Las palabras siempre han estado ahí,
pero nunca las escuchaba,
y si lo hacía, me dejaba derrotar por el olvido,
para no recordarlas,
para llenar una página más del libro en blanco
en el que guardo todos mis versos olvidados.
Siempre tuve las palabras...
y aunque no tuviera nada que decir,
simplemente brotaban de manera inconsciente
abordando mi calma y atropellando
todo pensamiento.
Pero palabras siempre estuvieron ahí,
divagando en su creación
 efímera si no guardan
y escriben en un papel con voz de tinta.
Es cierto que, las palabras siempre han estado ahí,
para gritar su locura,
para describir sus pasión
y sentir como se desnuda un alma,
para decírtelas...
aunque no quisieras escuchar.



Autor: José Sánchez Llamas.

PAPEL CON VOZ DE TINTA

PAPEL CON VOZ DE TINTA

Sólo pude sostener su mano mientras se despedía,
dejando que mi silencio hablara por mí,
que mi llanto callado ahogase las palabras
que siempre quise decir y nunca pude.
Sólo pude hablar un tiempo después,
 y a escondidas, confesaba mis sentimientos
a un papel al que ponía voz la tinta
de unos versos que sus ojos nunca verían.
Aquel papel se convirtió en el testigo mudo más sincero
que jamás acompañó mi dolor.


Autor: José Sánchez Llamas.

LA ROSA EN LA VENTANA

LA ROSA EN LA VENTANA

Puse la rosa en la venta para viera como llovía,
para que sus lágrimas de lluvia tuvieran
el fresco sabor de la escarcha y la tierra,
para que no supieran tanto a sal.
Puse la rosa en la ventana para regar su pena,
para que no muriese en vano maldiciendo
al hombre que cercenó su tallo
y la alejó de sus raíces.
Ambos queremos olvidar este día gris,
esta fotografía en blanco y negro
de un cielo que lamenta nuestra pérdida.
Ambos queremos odiarnos,
ella por mis actos,
yo por su silencio.


Autor: José Sánchez Llamas.

ASÍ ES COMO ME ENTREGO

ASÍ ES COMO ME ENTREGO

Mi amor es una tormenta de tempestad embravecida
que golpea con sus olas el deseo más pasional de mi carne,
y me entrego a la deriva del destino y sus caprichos
dejando que el corazón tome el timón de una nave sin rumbo fijo.
Así es como me entrego...
como te amo y vivo navegando en nuestro silencio.


Autor: José Sánchez Llamas.

CÓMO RENACER DEL SILENCIO

CÓMO RENACER DEL SILENCIO

Es cierto que me perdí en el silencio,
en su tácito voto de castidad muda y voluntaria,
en esa distancia imaginaria que va del mundo real
a la abstracción completa de mi ser,
y conseguí por unos días estar ausente
mientras era un testigo callado de mi propio presente.
Me evadí de todo...
Abandoné la palabra con la poesía de no decir nada
para reflexionar sobre mi siguiente paso,
mudé la piel para renacer sobre las escamas de mi pasado
y volver con más fuerza al mundo que he estado observando,
con el que guardé las distancias porque me hizo desconfiar
y elegir una vida más contemplativa y menos activa
un tiempo indefinido de mutismo afónico de las musas
que tantas veces envenenaron mis oídos
con su pasión de agonía lenta
y sin antídoto para los versos interrumpidos
por su falta de compromiso.
Es cierto que me perdí en el silencio,
pero he vuelto.


Autor: José Sánchez Llamas.