Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

lunes, 30 de junio de 2014

CORAZÓN ROTO

CORAZÓN ROTO

Acaban de fragmentarse cada uno de los segundos
de cada minuto de un tiempo que no puedo constatar,
Acabo de recibir la visita de este viejo amigo
al que pensaba que nunca más volvería a saber de él,
y de nuevo llegó a mi corazón ese puntiagudo dolor
que iba penetrando a paso lento hasta destrozar
todos aquellos sueños, ilusiones y esperanzas que guardé ahí.
Y sientes otra vez, esa falta de oxigeno de tus pulmones,
te cuesta respirar y el estómago se encoge...
Sí, definitivamente acaban de romperme otra vez el corazón,
los síntomas son claros...
el diagnóstico acertado de este doctorado en fracasos emocionales
confirma el mal que padezco, y tuve en otras ocasiones.
Siempre quise estar tan, y tan ciego...
que ahora que la venda desapareció de mi rostro
se me hace inasumible tu perdida,
y el adiós definitivo vuela en un horizonte de silencio
sin un camino, a lo lejos, que me indique que pronto lo superaré.
Parecerá mentira, pero en todo este tiempo,
jamás me preparé para este momento,
ni si quiera, aún sabiendo que las cosas no iban bien ente nosotros,
que cada vez íbamos hablando menos,
que estábamos más, y más distantes...
ni si quiera es capaz de consolarme el frío aliento de mi suspiro,
pues sigo congelado en una nueva despedida,
con una nueva cicatriz en un corazón magullado,
otra muesca más en la recámara del desamor,
intentando asumir que he perdido lo que nunca tuve.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 29 de junio de 2014

ADORO MI SEXUALIDAD

ADORO MI SEXUALIDAD

El tabú se viste con la polémica mostrada
por el rechazo más radical de aquellos
que se sienten ofendidos moralmente
por aquello que consideran "No correcto"
o "inadecuado".
El sexo puede ser un tabú para aquellas personas
que no lucharon contra su propia moral,
y se acomodaron en el trono de oro de lo que dictaron otros.
Quiero mostrar mi rechazo a esas mentes cerradas
que censuran el arte de la sexualidad por considerarlo obsceno
u escatológico, pues en la intimidad de sus mentes
también tienen sucias fantasías de las que se satisfacen
hasta saciar esa sed de lujuria que todos tenemos por instinto,
y luego callan y fingen ser más papistas que el papa,
convirtiéndose en abanderados de una causa en la no creen,
fingiendo que hacen lo correcto socialmente y considerándose
gente sana y pulcra, pero hasta los conventos e iglesias
están llenos de pervertidos depravados, y a esos sí,
que verdaderamente les tengo pánico.
Admito ser un apasionado del sexo que no ve nada malo
en disfrutar del cuerpo de una mujer, y abrir la puerta de mis fantasías,
y en mi heterosexualidad elegida me gusta disfrutar del juego sexual,
me apetece experimentar, y adentrarme en lo más profundo del placer
ajeno y propio, porque considero que no hay mayor deleite que ese
éxtasis de locura que nutre de deseo nuestros cuerpos.


 Autor: José Sánchez Llamas.


EL INFINITO DE SEDA Y ENCAJE QUE VISTE TUS CADERAS

EL INFINITO DE SEDA Y ENCAJE QUE VISTE TUS CADERAS

Tus labios guardan bajo sus barrotes de nácar
una lengua húmeda y ardiente que se muere
por sentir mi boca, por entrelazarse y saborear
la saliva de mis besos,
por deslizarse libremente por mi piel
mientras juego a ser el reo atado de tus torturas
sobre mi carne.
Y la tormenta se hace guerra y la guerra tormenta,
en un torrente de caricias sin fin que desbordan
la sensibilidad de nuestros cuerpos,
 desatando una tempestad de la que somos
los únicos supervivientes de una especie que desaparece,
excitada, al sentir el contacto intacto de la mirada.
Yo me perdí en el infinito de seda y encaje
que viste tus caderas mientras tú desnudabas las mías
sin hacer uso de tus manos.
Suspiré mientras gemías rompiendo el silencio de esta habitación,
mientras mordisqueabas cada milímetro de mi piel
para luego cubrir tus bocados con besos y caricias.
Luego te entregaste a mis locuras de carne y excesos
que fueron descendiendo desde tus rodillas,
y jugando en la cara interna de tus muslos,
hasta llegar tu sexo y adentrarme en él,
sin prisas y con recreo, en unas olimpiadas
de preliminares que hicieron estremecerte
y apretar mi cabeza con tus piernas
para sentirme más intenso y dentro de ti.
Posteriormente fui introduciendo, a paso lento, tu tanga
mientras masajeaba  a buen ritmo tu clítoris,
y lo introduje poco a poco, y sin dejar de masajearte,
hasta dejar un hilito del que poder ir pegando tironcitos,
entonces subí el ritmo frenético de mis dedos
mientras lo sacaba e iba haciendo paradas,
 sin dejar de masajear, para luego seguir tirando,
hasta que finalmente alcanzaste el orgasmo
y conseguí sacarlo todo de un último tirón
a la misma vez que alcanzabas tu clímax, y relajabas tu cuerpo,
tras un primer asalto en el que hicimos besar la lona
a la lujuriosa fantasía tabú, que jamás nos dijimos
y que hicimos de forma espontánea presos del deseo,
la locura, y los excesos de carne.



Autor: José Sánchez Llamas.

LA TENTADORA MANZANA DEL DESTINO

LA TENTADORA MANZANA DEL DESTINO

Herido de desamor y agonizando con cada latido
siento alejarse de mí, lentamente,
mi último aliento de vida enamorado,
en este cuadro impresionista y colorista
de este pendenciero huérfano de batallas,
abandonado por los bares y tabernas
en los que bebí hasta jurar que nunca volvería a amarte,
y sin embargo, te pienso sin esfuerzo
mientras finjo olvidar que te recuerdo.
Atrás quedaron los tiempos de pollera y faltriquera
en los que amar era esa fácil mentira que contar
a cambio de probar el sabor de otros besos,
por eso te escribo desde el más profundo dolor
del rencor conmigo mismo, pues nunca pensé
que terminaría siendo víctima de mis mentiras.
Así fue como te conocí...
Reconozco que al verte la primera vez
 sólo pensaba en perderme en los cafetales de tu piel,
saboreando cada caricia y sintiendo el aroma intenso
de mi sangre galopando por mis venas enloquecida
de deseo a cada latido del corazón
que heriste con una simple mirada.
Cada vez, y sin saber por qué, fui necesitando más y más de ti,
hasta comprender que ya era tarde para no sentir
esta enorme e insoportable dependencia tuya,
pero ya era tarde, estaba envenenado de amor,
mi carne estaba corrompida sin tu tacto
cuando decidiste alejarte...
Y juro cometiendo perjuro que te he olvidado,
una y otra vez me repito la misma farsa
mientras trato de no derrumbarme cuando encuentro algo tuyo.
Si tú has sido mi único y último amor
quisiera vivir mil veces esta vida
simplemente para volver a conocerte,
para morder esta tentadora manzana de destino
que me condenó a enamorarme.


Autor: José Sánchez Llamas.

LOS ACUSES DE RECIBO DEL OLVIDO

LOS ACUSES DE RECIBO DEL OLVIDO

Me acuesto pensando algo con lo que poder soñar
para luego terminar soñando otra cosa
completamente diferente,
y mientras tanto divaga el sueño
en una ilusión tan efímera como una noche de verano.
Tantas son mis ganas de soñarte
que me desvelo pensándote,
en este torpe calendario que no cesa de tropezar
con el monótono ciclo de los días
en su relicario de semanas y meses,
en los que busco volver a ser
el propietario destinatario de tus besos
sin los acuses de recibo del olvido.


Autor: José Sánchez Llamas.

martes, 24 de junio de 2014

DESDE LA TIMIDEZ DE LA DISTANCIA

DESDE LA TIMIDEZ DE LA DISTANCIA

Cuando te miro se detiene el tiempo,
y el infinito se vuelve paraíso en un paraíso infinito,
en el que podría pasarme la eternidad inmortal
del alma simplemente contemplándote.
Luego pasas, y el tiempo se reanuda,
y vuelvo a ser un mortal más que sueña contigo,
con ese instante del día en el que mis ojos
inundados de amor se encontraron con tu imagen
desde la timidez de la distancia.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 22 de junio de 2014

VIDAS DISTANTES

VIDAS DISTANTES

Ahora que yo en tu vida no soy nada,
y tú en la mía lo sigues siendo todo,
que nos pierde en orgullo en un duelo
para ver quien aguanta más el tortuoso silencio,
comenzamos a enterrar recuerdos de un pasado vivido
tan cercano en el tiempo como fresco en nuestras mentes.
Ahora que sólo soy esa persona a la que no le hablas,
y que tú eres esa persona con quien quisiera hablar de nuevo,
vamos estrangulando los días de tanto alargar este vacío,
de consumirnos en esta desidia de distancia impuesta,
y sin embargo, aunque vayamos consumiendo tiempo,
y acallando la voz de nuestra garganta,
sé que moriremos en esta testarudez por no saber decir:
"Te necesito".
Porque ahora que somos conocidos que de desconocen,
y actuamos como dos extraños, fingiendo ser quienes no somos...
ahora yo en tu vida no soy nada,
y tú en la mía lo sigues siendo todo.


Autor: José Sánchez Llamas.

LIBÉRAME DE ESTA DISTANCIADA CÁRCEL

LIBÉRAME DE ESTA DISTANCIADA CÁRCEL

Libérame de esta distanciada cárcel
en la que mi corazón sufre sin la libertad del tuyo,
y se tortura cada noche antes de dormir
con el recuerdo de tu pecho junto al mío,
cuando todavía podía sentir el calor de cada uno de tus latidos.
Por favor amada mía, rompe esta cadena de pasión
forjada por el deseo y libera mi carne
para que pueda devorar tu carne,
porque no quiere otra droga en mi cuerpo
que no seas tú.
Atiende a la súplica de mi piel y mis huesos,
a esta lujuriosa desdicha que me pide que te bese,
a este loco tacto que necesita recorrerte
para hacer que mis caricias sigan soñando contigo.
Tras los barrotes de mi celda puedo ver el infinito
perdido en el universo de tu mirada,
y desde este "mantener las distancias",
voy muriendo encadenado al deseo
cada vez que te tengo cerca y únicamente,
puedo conformarme con sentir el penetrante aroma
de tu perfumada piel...
Es entonces, cuando planeo mi fuga, 
y mi fantasía se escapa a un mundo 
en el que puedo tenerte y sentirte cerca de nuevo.


Autor: José Sánchez Llamas.

TU CUNA DE LUNA

TU CUNA DE LUNA

Por el cadalso de los sueños se deslizan perdidas
las ilusiones de una noche en su viaje a la deriva,
mientras te meces en tu cuna de luna
arropadita con mil estrellas y con un manto oscuro,
en el que se guarece tu cuerpo mientras duermes
al son de una nana de silencio
que canta mi velada e insomne esperanza.
Es cierto que te busco cada noche,
que me es inevitable mirar al celo
para perder mi mirada en su horizonte infinito,
para encontrarte y encontrar el comienzo de mi universo.


Autor: José Sánchez Llamas.

¿Qué es para mí "El Pasillo Del Silencio"?

¿Qué es para mí "El Pasillo Del Silencio"?

Esta es una pregunta que me ha hecho infinidad de gente,
y para contestarla diré que, concibo la poesía como un hotel
con un número infinito de habitaciones en el que yo, 
como autor,
siempre estoy en el pasillo y en silencio, 
escuchando a las musas
y pensando en qué puerta traspasar para alojarme 
el instante necesario de poder expresarme 
y alojar ahí mi obra.


Autor: José Sánchez Llamas.

EL DÍA QUE TE ENCUENTRE

EL DÍA QUE TE ENCUENTRE

Cuando llegué a la vida heredé un cuerpo
y una mente por desarrollar,
y unos sentimientos por descubrir.
En la fragilidad de ese ser recién nacido
comenzaron a brotar emociones
que un bebé descubre mientras crece
amamantado por el tiempo,
y destetado por la realidad.
Y vas creciendo sin darte cuenta que te haces mayor,
que ganas experiencia mientras pierdes juventud,
que aprendes a sobrevivir rectificando errores.
Pero cuando me quise dar cuenta,
 mi juventud saludaba a la adolescencia del amor,
y me subí a su nube de sensaciones,
de sentimientos encontrados...
Descubrí que el amor cuánto más fuerte es más duele
y me fui haciendo daño a base de amar,
desgarrando cada jirón de mi alma a cambio de una mirada,
a cambio de un ideal por el que morir ebrio de pasión y romanticismo,
convirtiendo un amor imposible tras otro
en la bandera rebelde de mi lucha con los días.
Y sin saber el por qué vas madurando, siendo por dentro aún aquel niño,
todavía conservo esas ganas de jugar,
de divertirme, y detener el tiempo,
todavía conservo aquellas lágrimas de mi adolescencia que no gasté,
y que guardé para que no me vieran llorar...
cada vez queda menos de aquella fortaleza,
de esa sensación de inmortalidad cuando te crees el amo del mundo,
y sin embargo, a veces, no eres ni el amo de tu propio mundo,
aparece alguien que hace saltar una chispa
y vuelves a perder la cabeza
sin explicarte qué te hace soñar con ella cada noche.
Perdido en la senectud de tus primeras canas
todavía te sigues preguntando si aparecerá
aquella que siempre has esperado,
la misma que idealizaste en cada verso de cada pretexto escrito
donde soñaste con ese amor perfecto.
Te despiertas cada mañana con la esperanza renovada
de encontrarla, de conocer al fin su rostro,
de saber cómo es su voz y su sonrisa,
de descubrir su mundo para conocer el origen el tuyo,
porque mi existencia comenzará a tener sentido
el día que te encuentre. 


Autor: José Sánchez Llamas.

martes, 17 de junio de 2014

MÁSCARA HUMANA DE PIEL

MÁSCARA HUMANA DE PIEL

Bajo esta humana máscara de piel
yacen unos sentimientos que deambulan heridos
por la calle de la vida,
y pintan con su tinta de sangre
los renglones marcados del camino
de nuestras emociones.
En la tendenciosa apuesta del deseo
se juegan la pasión y las ganas
una partida de dados en las que siempre
interviene el instinto más primario y humano,
para hacer trampas con los sentimientos,
vendarles los ojos, y cegarlos así,
a una desenfrenada avenida
por la que circula tu aire en mis pulmones
y me hace suspirarte a cada exclamación de tu cuerpo
cuando espiran nuestras formas,
y perdemos el control de nuestros besos desenfrenados
en esa carretera infernal de los labios,
por las que se pasean los kamikazes besos
jugando con la muerte en cada impacto de tu boca y la mía.


Autor: José Sánchez Llamas.

UN INTROVERTIDO SER EXTROVERTIDO

UN INTROVERTIDO SER EXTROVERTIDO

Sales y te entregas a cada corazón
que te devora los sentimientos,
y sientes, entonces,  que verdaderamente
estás enamorado cuando toda la poesía
de universo se concentra en ella,
cuando con escuchar su nombre tu corazón se acelera
y se enloquece en una taquicárdica emoción
en la que sueñan tus esperanzas con sus besos,
y su curiosidad con sus miedos.
Y en esta introvertida forma de sentir
tan extrovertida emocionalmente
fantaseas con la palabra amor.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 16 de junio de 2014

TÚ ERES MI POESÍA

TÚ ERES MI POESÍA

Vive el verso tullido en el silencio del recuerdo,
y sin ser olvidado sueña rejuvenecer en la boca de tus labios,
nuevos confidentes de mi poesía, destinatarios de mis besos,
y portadores de tu sonrisa.
Habita mi literatura en tu piel, y mis dedos son la pluma
que dibuja palabras en tu cuerpo en forma de caricias
que sueñan con solaparse a ti para nunca perecer,
y morir en el olvido de los sentidos,
alejadas de un ser que las sienta y las haga renacer
con cada pensamiento.
Tú, eres mi poesía, la musa de esta inspiración
que me obliga a amarte sin medida,
a dedicarte cada palabra, cada silencio y cada suspiro
en los que te siento, sueño y escribo.


Autor: José Sánchez Llamas.

LO DÍ TODO POR UN BESO

LO DÍ TODO POR UN BESO

El carmesí de tus labios abrió la noche
al universo infinito de oscuridad controlada de mi boca,
y nos encontramos  perdidos en este juego de los sentidos
en el que la percepción el nuestro próximo paso miente
inspirada por el instinto innato de amarte sin censura,
y con toda la locura que guarda mi cuerdo corazón.
Tras ese beso, recogeré toda la ternura  
que el tiempo fue sembrando en mis manos,
y las verteré  en tu cuerpo en forma de la caricia más suave,
intuitiva y sensible que jamás sintió tu piel.
Te abrazaré ebrio de amor y suspirando
ante la puerta del deseo derribaré los muros
de nuestro silencio para decirte lo mucho que te inventa y sueña,
la imaginación de esta fantasía en la que tú,
eres la única esperanza y consuelo de mi pecho.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 15 de junio de 2014

DUELE TANTO QUERERTE SIN QUE TE QUIERAN...

DUELE TANTO QUERERTE SIN QUE TE QUIERAN...

No pude escribirte ayer,
a penas, pude rayar el papel con la pluma
para plasmar sobre el dos palabras: Te quiero,
y la pena se abrió paso a través de mi garganta
en forma de doloroso silencio.
Duele tanto quererte sin que te quieran...
Que la emoción ahoga cada palabra bonita
para recubrirla de lágrimas.
Te das cuenta entonces del daño que te haces a ti mismo
al entregar tu corazón a quien no debes,
que lo maltrata de forma despiadada con su desprecio
y te hace sentir vulnerable a la tristeza,
y luego terminas odiándote a ti mismo por amar
e intentas escribir una carta de despedida
en la que te traiciona tu subconsciente
para decir lo que verdaderamente sientes,
lo que tu corazón realmente guarda,
y por eso cuando quise escribirte mi adiós,
simplemente me salieron esas dos palabras:
"Te quiero".



Autor: José Sánchez Llamas.

ABRAZOS QUE SE ROMPEN Y SILENCIOS QUE TE LLORAN

ABRAZOS QUE SE ROMPEN Y SILENCIOS QUE TE LLORAN

Algo tan frágil como un abrazo que se rompe
cuando me apartas de tu lado es capaz de atravesar
el corazón más blindado de un alma que siempre quiso cuidarte.
Sólo soy un fantasma más en un mundo de realidad
en el que poder arrastrar mi cadena de soledad,
y la noche aúlla su silencio a la luna
con miles de estrellas que la hacen sentirse aún más vacía sin ti,
y en su mudo quejido te llama y te nombra,
te suplica que vuelvas conmigo,
porque sólo ella es confidente fiel
de cada uno de mis latidos por y para ti,
y en su firmamento se pierden mis lágrimas
como astros fugaces que deslumbran
al infinito de este abismo tan lleno de solitario vacío.
Hay veces, en las que un silencio duele más que mil palabras,
en las que un hombre te llora a solas con su soledad,
y todo el universo calla su duelo de luto,
para escuchar la pena de estos brazos cuyo abrazo rechazaste un día.


Autor: José Sánchez Llamas.

sábado, 14 de junio de 2014

HACIÉNDOTE EL AMOR ENTRE LÍNEAS

HACIÉNDOTE EL AMOR ENTRE LÍNEAS

Es cierto que te estoy haciendo mía mientras te escribo,
mientras deseas ser la amante del dueño de estas palabras
nacidas de un calentón momentáneo de excesos y juegos.
Te deseo tanto amor...
que quiero amarte aquí y ahora, en estas letras sin censura
en las que mi boca muere de sed sin la saliva de tus húmedos besos.
Pienso comerte con la mirada y saborearte con mis manos...
y así, envolver tu piel bajo la fina capa de mi contacto,
y mis dedos dibujan una estela de caricias en tu pezón
mientras nos regalamos nuestro beso más sucio,
aquel capaz de encender el morbo y abrasar con sus llamas al otro.
Mi piel continúa su viaje de los sentidos por tu piel
y sigue descendiendo, y desnudándote para mí...
Puedo acariciar en el siguiente contacto la suavidad de tu tanga
cuando se deslizan resbalándose  las yemas de mis dedos
por debajo de tu ombligo, y comienzan a empaparse...
entremezclando sudor y una lubricada emoción ansiosa por amar.
Comienzo a embriagarme con el aroma de tu sexo a sexo
y mi boca se va humedeciendo de nueva saliva hambrienta de ti.
De repente, el tráfico de mis caricias se detiene en tu piel para sentir tu tacto,
para notar cada latido acelerado de tu pecho,
para vivir cada respiración tuya y hacerla mía con un beso
en el que mi lengua se pierde en tu boca en busca de tu lengua,
y se encuentran danzando estremecidas al experimentar
la suave fragilidad del tacto en el interior de otra boca.
Quiero amarte al filo de esta locura de amarte tanto.
Necesito saborear cada dosis de ti concentrada
 en cada gesto voluntario que tu deseo entrega a mi perversión,
Necesito saber que puedes ser mía mientras me lees
de la misma forma que yo soy tuyo mientras te escribo
para que adviertas la presencia de este alfarero de caricias en tu piel,
de este indomable pendenciero de fantasías inagotables con tu cuerpo
en las que mi lascivia azota nuestra lujuria.
Quiero descubrir cada rincón de tu cuerpo desnudo,
adentrarme en cada uno de tus laberintos erógenos
 y perderme allí el mayor tiempo posible que tu sensibilidad permita.
Quiero sentir cada uno de tus breves y momentáneos periodos  de asfixia
que me regalas con cada orgasmo...
Te deseo tanto amor...
Lo suficiente para cometer la cuerda locura
de hacerte el amor con los sentidos a través de estas líneas
que mi corazón escribe, mi cabeza sueña, y mi anhelo te envía,
porque sólo tú, eres el caprichoso capricho de mis caprichos,
el antojo de mi instinto, la ambición de mi codicia y las caricias de mi tacto.


Autor: José Sánchez Llamas.