Agradecimientos

GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN ESTA CUERDA LOCURA, Y DOTAR DE REALIDAD A ESTE LINDO SUEÑO.

FACEBOOK

http://www.facebook.com/ElPasilloDelSilencio

http://www.facebook.com/jose.sanchezllamas

TWITTER

https://twitter.com/josesanllamas

Translate

viernes, 31 de enero de 2014

CUANDO YA NO QUEDA NADA

CUANDO YA NO QUEDA NADA

¿Qué queda cuando ya no queda nada?
¿Cuándo te diste cuenta que la última lágrima que derramaste
fue la que sació la sed de tu tristeza?
¿Cuándo despareció la compañía de tu cuerpo,
tus palabras y caricias que rozaban mi piel
con el sedoso tacto del viento?
No sé qué preguntarme cuando no tengo ninguna respuesta,
porque no sé cuál fue el momento exacto que detonó
en ti esa chispa que iluminó el camino de tu partida.
Ése fue el instante preciso en el que comencé a perderte,
el breve espacio de tiempo capaz de cambiar una vida,
las milésimas de segundos, segundos, minutos y horas
en las que descubriste que no era merecedor del amor
que tiempo atrás me entregabas sin pedirte nada a cambio.
Entonces sólo bastaba con amarte...
Ahora sé que no hay mejor tatuaje para mi cuerpo
que el que lleva grabado a fuego con tu nombre
la parte más profunda de mi corazón.
La parte que me niego a olvidar mientras me hago
preguntas sin respuesta, y como un loco
me voy hablando a mí mismo de ti
para no escuchar la voz del silencio
en este vacío que dejas en mi ser.
Fue bonito amarte mientras duró el amor,
era lindo despertarse a tu lado
y sentir tu respiración en mi piel mientras dormías.
Pero también he de reconocer, aunque me duela,
que fue algo bello tener el privilegio de amarte
mientras quisiste que te amara...
Ahora sé que cuando ya no queda nada
lo único que existe son las preguntas sin respuesta
y el eco del silencio.


Autor: José Sánchez Llamas.

miércoles, 29 de enero de 2014

CRUCE INEVITABLE

CRUCE INEVITABLE

Tengo miedo de encontrarte...
De que la calle cruce nuestros caminos,
de pasar a tu lado siéndolo todo sin que tú sientas nada,
de ser ese extraño más ante tus ojos,
de imaginar que te conozco sin que me conozcas.
Tengo miedo de mirarte...
De que tu mirada sospeche de la mía,
de que me veas y actúes diferente,
de que mis ojos se encaprichen de los tuyos,
de ser ese espía momentáneo que te vigila
 y finge seguir su camino.
Tengo tanto miedo de mí ante ti...
que no me atrevo a mirarte, a veces,
que me escondo de ti sin motivo,
y busco una escusa para no verte.
Tengo tanto miedo de ti ante mí...
que sueño vanas ilusiones
en las que siempre terminas desvaneciéndote,
fugándote una vez más de mi alegría,
privando a mi sueño de tu imagen y recuerdo.
Y es que nos temo tanto...
que maña será otro día
en el que yo pasaré a tu lado sintiéndolo todo,
y tú, no sentirás nada.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 26 de enero de 2014

CARTA DE SILENCIO

CARTA DE SILENCIO

Si te soy sincero, no sé cómo logra mi pluma
recordar el camino que marcan mis letras
para escribirte lo que grita un corazón
silencioso y mudo ante ti.
Intento seguir la ruta que va marcando mi mano
al redactar esta carta mientras con tinta
voy haciendo piruetas y acariciando este papel.
Espero que encuentres legible la estela
que dejó tras de sí mi pluma
al sentirte en cada letra que compone
cada una de las letras que componen
esta carta que busca tu perdón...
A veces, creo que amarte es como escribirte,
porque sólo con escuchar tu nombre
mi alma hace garabatos en el cielo,
piruetas en las nubes, y deja tras de sí
su estela de ilusión impregnada en mi
atmósfera...
Ahora te hablo, a través de mis letras, mientras te escribo
en silencio...
El mismo silencio que suena estruendosamente
desde que te fuiste, el mismo silencio que te llama,
que te llora, y te suplica que vuelvas.
Del mismo modo que hago yo dejando que el silencio
que porta esta carta hable por mí, y a él me encomiendo
con la esperanza de que escuches lo que calla,
de que sientas lo que no se atreve a decirte,
de que veas lo que esconde el vacío que hay tras de ti,
y cuando mires hacia el abismo que yace bajo tus pies,
tal vez, puedas encontrarme, escribiéndote otra carta
desde mi propio infierno de ausencia al que estoy condenado
porque sé que jamás encontraré a otra mujer como tú.


Autor: José Sánchez Llamas.

EL LUTO DE MI ALMA

EL LUTO DE MI ALMA

Parte el alma el silencio
rompiendo con esta monótona existencia
vacía sin tu amor.
Parte callada hacia su propio entierro
portando su particular luto
de color azul azucena.
Parten las rosas de mi olvido este olvido
de no recordar la última vez que te quise,
y queriendo quererte llora el tiempo marchito
de la deshojada esperanza pasada.
Sangran las espinas del tiempo las horas
consumiendo los minutos herrados
de mi experiencia malgastada
intentando besar otros labios que no eran los tuyos.
Despierta el sueño de sus pesadillas
llorando y sudoroso por haberte perdido.
Derrocho mi tiempo intentando  convencerme
de que yo debo ser el único hacedor de mis sueños.
El proyector de mis propias ficciones
en el mundo irreal de los sueños,
y soñando contigo voy meciendo la noche
en las que se acunan sueños perdidos
con sabor a recuerdos pasados
de un amor envenenado
que murió de olvido.


Autor: José Sánchez Llamas.

ARQUITECTURA PERFECTA

ARQUITECTURA PERFECTA

Quiero volver a verte...
Para beber de tus suspiros en las calles del viento
mientras me acaricia tu aire.
Para sentir como tus uñas se clavan en mi espalda
marcando en el calendario de mi piel esta noche.
Quiero volver a verte...
Porque quiero besos que me sepan a besos
para olvidar el sabor el silencio.
Recuerdo la última vez que te vi...
Aquella noche pude soñar hasta sentir como se fundía
el sudor de nuestros cuerpos con cada caricia,
y no pude descansar hasta que llegó a mis huesos el calor de tu piel
estremeciéndose con cada beso, extrañando cada caricia,
anhelando cada respiración que se escapaba
de nuestros cuerpos al sentirnos.
Todavía hoy, sé que puedo perderme deambulando
por tu cuerpo de arquitectura perfecta. 


Autor: José Sánchez Llamas.

sábado, 25 de enero de 2014

FUI TUYO MIENTRAS TÚ ERAS MÍA

FUI TUYO MIENTRAS TÚ ERAS MÍA

Tu vestido se colgó de la luna
para hacer la noche más oscura,
mientras yo iba acariciando cada estrella palpitante,
cada poro de tu piel que se iluminaba al contacto de la mía.
Entre caricia y cariño se descolgó de tus labios aquel beso
que recogió mi boca y acompañó a mi lengua.
Con la sensibilidad de un niño te fui sintiendo en mí,
y mientras fluía el deseo por nuestro cuerpo
dejamos que se convirtiese en nuestra locura...
Así, te fui amando mientras apartaba suavemente
el cabello que cubría tu cuello para llenarlo de besos nuevos,
y pequeños mordiscos que nacían de mi boca,
 y se agarraban a tu piel aferrándose a ti
mientras tu mirada se perdía en la lascivia
de nuestro secreto encuentro.
Aquella noche te amé y me amaste,
y fui tuyo mientras tú eras mía.
Aquella noche nuestros cuerpos soñaban
con detener un tiempo que hoy no tenemos,
dejaban volar la imaginación de las fugitivas caricias
que se escapaban de nuestro tacto y caían presas
en la piel del otro.
Aquella noche moría en cada una de tus miradas
y renacía en cada beso, porque aquella noche,
sólo fui tuyo mientras tú eras mía.


Autor: José Sánchez Llamas.

lunes, 20 de enero de 2014

PARA SABER DE TI

PARA SABER DE TI

Enmudece mi voz para darle su fuerza a la palabra
y dejar que tu vista sea los oídos de mis letras.
Así, te hablaré en el silencio, y dotarás de tu voz
a la tinta que mancha este folio...
Pensarás en mi voz, y en cómo este mensaje
sonaría dicho de mis labios,
y sin embargo, son los tuyos los que me pronuncian
en silencio, los que callan cuando me leen,
los que entristecen cuando me marcho...
Tal vez, después de leer esto olerás el papel
para comprobar si quedó un algún rastro de mi perfume en él,
te darás unos segundos para reflexionar en la razón de esta carta,
y otros segundos después los destinarás a intentar olvidarme,
recordarás la razón por la que me sigues odiando,
y en un arrebato de rabia tal vez rompas en mil pedazos este papel,
como yo rompí tu corazón hace algún tiempo.
A veces, pensé en llamarte pero sabía que no descolgarías
el teléfono al ver mi número.
Otras pensé en ir a verte, pero supe que tú no querrías verme.
Así es, que mi último intento desesperado por saber de ti
era esta carta, este kamikaze intento suicida de mis letras
en un viaje de ida hasta tu buzón,  y con la incógnita
de saber si la guardarás o la destruirás en la conciencia
de este sobre que cubre mis palabras enfundadas
en este arrebato de tener noticias tuyas,
de saber que todo te va bien,
de calmar las voces de una conciencia
que hoy se arrepiente de sus actos,
y busca una señal de tus manos en forma de carta
para saber de ti.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 19 de enero de 2014

ROMANCE DE ARENA

ROMANCE DE ARENA

Persiguiendo sirenas me encontré varado
en este romance de arena,
encallado en esta playa donde rompen las olas
contra mis ganas de volver al mar y volver a buscarte.
Con la ropa mojada y sabor a sal en mi boca
mis besos renunciaron a besarte,
y el calor de mi cuerpo se rindió ante el escalofrío
de saber que jamás te volvería a ver.
Surcando el cielo me visitan gaviotas,
y me engaño y pienso que son palomas
de una libertad lejana que visitan mi cárcel de arena,
donde yacen prisioneros en mis labios
los besos latentes que rechazó tu boca,
donde sobrevive este naufrago
esperando ser rescatado de este romance de arena,
mar, sal y roca.


Autor: José Sánchez Llamas.

MENTE POSITIVA

MENTE POSITIVA

Escapa del tiempo si te atormentan las horas.
Huye del miedo si te persiguen sus pesadillas.
Habla para silenciar al silencio,
y ríe para saludar a tu sonrisa.
Sal a la calle, busca y encuéntrate con tus pensamientos,
pasea, siente, vive...
Nota como el viento es capaz de acariciar tu piel
cada instante sin que haya un por qué.
Observa como la naturaleza se engalanó para ti
con sus mejores paisajes que únicamente esperan
a que tú los descubras.
Mira como el sol y la luna forman los días y las noches,
para mostrar con diferentes contrastes de luz
lo bonito que puede ser el cielo.
Aléjate de cada emboscada que prepare tu mente
para hacerte sentir triste...
Abandona tus lágrimas, deja que éstas deserten
de tu tristeza y abandónala a ella también.
Corre, esquiva, y escapa...
Lárgate si sientes tedio, y márchate donde encuentres
algo o alguien que te haga sentir vivo.


 Autor: José Sánchez Llamas.

sábado, 18 de enero de 2014

SOÑANDO TU BESO

SOÑANDO TU BESO

La noche otea su lejano horizonte finito
mientras se refleja en su espejo de oscuridad.
La luna es un broche que cuelga de la noche
en la solapa del universo.
Contando estrellas me duermo en su regazo
mientras la noche vela por mí.
Mientras duermo navego surcando sueños
que llevan irremediablemente a ti,
al recuerdo de tu cara y tu sonrisa,
al calor de tus manos y tu piel.
Durmiendo estoy contigo aunque estés lejos,
en otra ciudad, en otro país, en otro horizonte...
Durmiendo salto los muros de la locura
y convierto en realidad esta fantasía loca de tenerte
rompiendo la distancia que separan nuestras bocas
te beso y sueño con volverte a besar,
con volverte a encontrar otra noche más en este
mundo atemporal donde se detuvo nuestro tiempo
con el calor el último beso.


Autor: José Sánchez Llamas.

COLUMPIO DE SUEÑOS

COLUMPIO DE SUEÑOS

Te colgaste una noche en tu columpio de sueños
y mientras te mecías en él, dormías serena.
Ibas de la tierra a las estrellas, y de las estrellas a la tierra
en un viaje de ida y vuelta, que se repetía en un eterno retorno
dejando a tu pies el abismo de miedos que surgen de la noche,
dejando tras de ti ese infierno de pesadillas,
y volviendo a él cada vez que retornabas de tu universo particular.
Tenías miedo de parar y poner un pie en el abismo,
y seguiste soñando...
balanceándote en tu columpio recordando aquella niña
que sigue dentro de ti aunque los años digan lo contrario.
Te colgaste una noche en tu columpio de sueños
 mientras yo te miraba a lo lejos desde mi trapecio de ilusiones,
donde cada noche hago equilibrios para no caer al abismo,
lucho contra la gravedad de mi cuerpo por aferrarme
a algo que avive mi esperanza...
lucho por aferrarme a ti y sobrevivir una noche más
a mis infiernos en los que estar lejos de ti mientras sueñas
es la mayor tortura de mi alma.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 12 de enero de 2014

REMITENTE SIN DESTINO

REMITENTE SIN DESTINO

Escribo al adiós de tus labios que se llevó tus besos,
al adiós de tu tacto que robó cada una de tus caricias en mi piel.
Escribo a tu cuerpo y a tu piel desde la mía,
en fría despedida de sentidos que agoniza
suspirando por este adiós a nuestro tiempo juntos.
Escribo sin saber por qué, y sin embargo te escribo
desde el silencio de mi voz y con las palabras puestas
en estas letras que te buscan para despedirse de ti,
para ver por última vez tu mirada mientras las lees.
Escribo a las furtivas lágrimas fugitivas de tu esperanza
de no saber más de mí, a la piedad de tu alma
ante mis letras, a la poesía de este adiós...
Escribo por y para ti, desde lo más profundo de mi ser
y sin rencor ni pena te busco en los buenos recuerdos
mientras te escribo.
Te escribo para despedirme de ti,
aunque tú no hayas querido despedirte de mí
mis palabras te buscarán en esta carta sin destino
ni rumbo fijo, perdida en los bolsillos de mi ilusión,
y con mi nombre como remitente
de una despedida que nunca llegó.


Autor: José Sánchez Llamas.

JAMÁS MURIÓ NUESTRA HISTORIA DE DESPEDIDA

JAMÁS MURIÓ NUESTRA HISTORIA DE DESPEDIDA

Regresa otra vez la tarde con su macilenta luz
que va bañando los paisajes de mi alma.
Regresas otra vez tú, como cada tarde
a bañarte en mi recuerdo de ti
cuando aún estaba contigo.
Se esconde el sol de la luna como cada tarde
en la que te pienso rodeado difuminada luz
que se esconde del día para traer la noche
con su oscuridad, su luna y sus estrellas.
Tal vez, yo sea el día y tú la noche.
Tal vez, tú te escondas de mí en cada amanecer,
y yo me esconda de ti en cada atardecer.
Tal vez, la tenue luz que anuncia nuestra partida
sea la puerta de un adiós que nunca dijimos,
porque jamás murió nuestra historia de despedida.


Autor: José Sánchez Llamas.

TE FUMO

TE FUMO

Un suspiro es una dosis de tu aire
que se pierde en el viento...
Reconozco que no pude parar de suspirarte
mientras te fumaba nervioso y lento,
y podía ver como mis suspiros se alejaban
en forma de humo...
Te fumo para perderte con el humo
en esta niebla de nicotina.
Te fumo para olvidarte...
para sentirte dentro de mí por última vez,
para tranquilizar un adiós que dejaste tras de ti,
para no odiarte más de lo que puedo...
Te fumo para sentir la caricia del humo en mis labios,
para ser un abstemio más de salud
que enfermó contigo, porque tú, fuiste mi droga....
Te fumo y me consumo como este último cigarrillo
que probaré con sabor a despedida,
porque al final de toda esta historia
a ti te fue como nunca, y a mí me fue como siempre.


Autor: José Sánchez Llamas.

sábado, 11 de enero de 2014

DESDE MI TRINCHERA

DESDE MI TRINCHERA

Te espero en esta trinchera que existe en la frontera
que limitan tus sentimientos con los míos.
Te espero combatiendo conmigo y contra mí
por acercarme y alejarme de ti.
Te espero en la última batalla que afrontarán mis labios
cuando lancen su ataque a tu boca
intentando cazar tus besos.
Te espero sin armas, te espero en silencio,
callado y vigilando el horizonte por si apareces en él,
y portas una bandera blanca...
Te espero en el límite que mantiene ancladas a mis caricias
en las yemas de mis dedos...
Te espero en mi piel...


Autor: José Sánchez Llamas.

CORREDOR NOCTURNO

CORREDOR NOCTURNO

Salgo a correr por la noche entre las sombras
que se agazapan acechando alcanzar la mía.
Respiro y pienso que debo superar mi meta diaria,
que debo correr para esperar una respuesta de mis piernas.
Aunque sé que la mente mentirosa será ese demonio interno
que me tentará para que mis pasos se rindan,
que mentirá para que abandone en mi lucha,
que atormentará mis pensamientos
para que regrese al sedentarismo...
Y corro, me abstraigo y evito pensar en el dolor,
trato de omitirme que cada vez me cuesta más y más respirar,
que mis piernas se resienten de ayer,
que ni la música puede acallar las tentaciones de mi mente
para que abandone...
Y sigo luchando, y continuo corriendo...
cada vez un paso más cerca de mi meta,
cada instante es una lucha contra la marca en el crono de ayer,
cada zancada es una dosis más de sudor
que añadir a mi camiseta y lucir como una medalla de mi sacrificio,
cada silencio es interrumpido por mi respiración,
cada vez está más cerca la meta...
Ya puedo verla a lo lejos...
Acelero, y esprinto para terminar gastando el poco aliento
que queda en mis pulmones, para fustigar las molestias
de las piernas, para acallar a la mente mentirosa...
Y termino ante la certeza de que hoy cenaré sudor
y mañana al despertar desayunaré dolor.


Autor: José Sánchez Llamas.

domingo, 5 de enero de 2014

A TI, TE ENTREGO MI REGALO

A TI,  TE ENTREGO MI REGALO
A ti:
Te regalo mi sonrisa para que pienses en ella
cuando esté triste.
Te regalo mis ojos para que los mires
cuando quieras y me recuerdes en ellos.
Te regalo mis manos para que sientas mi abrazo
cuando lo necesites...
A ti...
Te regalo lo que he sido, soy y seré,
porque sólo tú eres la dueña de mi regalo.


Autor: José Sánchez Llamas.

VUELVE A VENECIA

VUELVE A VENECIA

Venecia y sus canales te extraña,
la góndolas al surcar sus aguas van dejando
su estela de lágrimas...
Y yo sigo esperándote en Venecia...
En cada puente, en cada calle,
en cada carnaval, en cada mirada disfrazada,
tras cada máscara y antifaz me escondo
para buscarte sin que me veas,
para sorprenderte con mi abrazo,
para sorprenderme con tu sonrisa...
Vuelve a Venecia y volverán a cantar las mandolinas
sonrientes al verte de nuevo por sus calles.
Vuelve a Venecia y volverá a ser nuestra ciudad romántica
entre luces de atardeceres bañados por el mar.
Vuelve a Venecia y se detendrá nuestro tiempo anclado
anclado en el canal junto a cada góndola
Vuelve a Venecia...
Vuelve a Venecia, y vuelve conmigo...


Autor: José Sánchez Llamas.